Maniobras espaciales

rocket-antares_2542584bRecientemente, el director de la Agencia Espacial Europea avisaba al Gobierno español de que “en unos meses se puede perder el trabajo de diez años“. Este año el ejecutivo español reitera su voluntad de aportar a la ESA el mínimo para la permanencia como miembro, pese a las movilizaciones del sector del año pasado. La Agencia sigue siendo el principal promotor de proyectos espaciales y concede contratos de forma proporcional a la aportación estatal.

Es por ello que, además de sobrevivir a través del sector aeronáutico gracias a la aportación en EADS, las empresas del sector han decidido mirar hacia otros mercados. En Latinoamérica, por ejemplo, está previsto lanzar más de 26 satélites en los próximos cuatro años y empiezan a aparecer nuevas agencias espaciales, como la venezolana y la boliviana, ambas de la mano de China. La mexicana, por su parte, en mayor contacto con NASA, suma su presencia a Argentina, Brasil y Ecuador. Mientras, Perú colabora con Rusia. Además, la industria satelital comercial prevé que la demanda se verá reforzada por crecientes necesidades de servicios televisivos, que explotarán con el Mundial de Brasil.

Todo esto ocurre la misma semana que un nuevo operador privado, Orbital Sciences, se suma a SpaceX como compañía privada transportista a la Estación Espacial Internacional. NASA no quiere depender de un solo proveedor en  un momento en el que el sector privado espacial está empezando a tener su propia agenda.

Este artículo fue publicado originalmente como parte de Resiliencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>