Furia contra las máquinas

Debe ser desviación profesional, pero viendo la ¿entrevista? que le hicieron en intereconomía a Diego Cañamero (del diecinuevesco, que no decimonónico, SAT) apareció súbitamente en mi reproductor de youtube un mensaje con reminiscencias ludistas. Vale, desconocida la procedencia y vistos el resto de mensajes enviados por sms no debería afectarme sobremanera este tipo de comentarios, pero me resulta curioso que todavía hoy siga existiendo excepticismo con respecto a la importancia de la tecnificación en el trabajo humano y el miedo a su implantación laboral.

La extrema tecnificación de los procesos productivos (y agricolas) no se ha demostrado como un destructor excesivo de oferta laboral (aunque sean críticos los procesos de transformación y transición, como en todos los casos), sino que ha sido capaz de generar soluciones más amplias y que han permitido la dignificación laboral y un cambio de nuestra relación con los medios productivos. Aunque, obviamente, el problema de las escalas y la acumulación de medios productivos y su estatismo acentúa los problemas originados por las transiciones.

Un trabajador forzado a la reconversión, se verá como una víctima del cambio tecnológico, pero su aparición y fomento han permitido que la mayor parte de las cosas que observa a su alrededor sean tal y como las contempla y que cada vez lo sean para más gente y así mismo ha sido capaz de permitir que las cotas de formación actuales existan dada la necesidad de interactuar con las nuevas tecnologías productivas, de formar a nuevos operarios que deben debatir con sistemas cada vez más inteligentes y que, por lo tanto, han de ser más inteligentes y con una mentalidad más abierta al cambio. Y esa apertura a la hora de enfrentarse a los retos puede que se llegue a ver en todos los sentidos.

Más tecnificación no implica menos trabajo.

PD: Este post supone, ante todo, las ganas de resarcirse del mono de llevar un mes sin escribir nada. No es que esté esto abandonado, es que hay muchas cosas dando vueltas y una lectura de El capitalismo que viene de por medio. Quería haber escrito al hilo del hype de Curiosity alguna cosilla sobre porqué a los tecnologos espaciales nos gusta mandar obras mastodónticas al espacio cuando los proyectos espaciales pequeños tienen mucho más encanto y sobre la disminución de las barreras de entrada en el espacio que se está produciendo, pero eso ya quedará para otro día. No hay mucho tiempo más

5 críticas en “Furia contra las máquinas

  1. El tema es que el desarrollo tecnológico ha ido produciendo aumentos de la productividad tales que ya estamos cerca del punto en el que no cabe esperar para el trabajador cuya empresa ha cerrado que venga un nuevo empresario a «darle trabajo», simplemente porque la escala óptima es cada vez más pequeña. Le toca a él.

    Por eso paradójicamente las instituciones que representaban lo que significaba «ser trabajador» en un mundo de mucho mayores escalas centran toda su apuesta en la estatalización de empresas o en la llegada de grandes capitales e industrias que normalmente no pueden ser sino rentistas (hay muy pocas industrias que sigan requiriendo gran escala). Osea para «seguir siendo» lo que eran («queremos volver a ser lo que fuimos» dice el himno andaluz, por cierto) se aferran a los modelos ideológicos de una época historicamente en cierre, a cuya descomposición por tanto no pueden sino contribuir.

    • Sí, ese ya es otro tema apartado de la tecnofobia laboral, el hecho de que muchas veces el “llorismo” implicito a esta situación encubre sobretodo un miedo reaccionario al cambio y a tomar las verdaderas riendas de la producción y la innovación del sector.

      Pero espero, confío, que esta situación vaya cambiando y poco a poco se vaya implantado esa cultura que no conlleva un discurso muy distinto al “la tierra para el que la trabaja”, de hecho, lo convierte en realidad y no la estatalización de las tierras, como propone Cañamero en el vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>