de las Necesidades

El tema de las necesidades es complicado, sobretodo si se plantea desde el punto de vista de las Necesidades, aquellas que podrían ser consideradas imprescindibles para cualquier individuo. Buscando valores tan básicos como la supervivencia o tan abstractos como la dignidad podríamos comenzar a indagar las distintas Necesidades que consideraríamos básicas e inalienables, pero este proceso generaría disparidad de opiniones, la mayor parte de ellas de rango ideológico o prefijado.

Es por esto que personalmente podría pensar en catalogar como imprescindible la autonomía, autonomía personal que permita a cada persona por su propia dignidad, tomar decision y soberanía de sus propios actos y decisiones, sin que medie ningún elemento coercitivo a su alrededor. Si bien esto podría parecer cierto veo que la autonomía suele suponer riesgo, riesgo y responsabilidad; y no es una visión nueva. Sin embargo observamos en tiempos tumultuosos como son los nuestros que lo que de verdad aparenta ser una Necesidad es la propia seguridad.

Somos conservadores del status quo por instinto, tenemos tendencia a buscar la solución con menos peligro. Lo podemos observar perfectamente estos días de inestabilidad sistémica: queremos puestos de trabajos fijos, estables, duraderos, seguridades sociales que nos protejan, tenemos una carrera y un master y es nuestra parte contratante del contrato por el cual tenemos que triunfar en nuestra vida perfectamente segura. Todo esto es cierto y legítimo, hasta el punto en el que te das cuenta en el que la Necesidad de autonomía está ampliamente difuminada entre trabajos asalariados y miedo al cambio; y así no se puede innovar ni mejorar el sistema.

Llevo un tiempo pensando que la evolución social se podría observar desde un punto reduccionista de una forma similar a la tecnología. Un producto o tecnología nace, empieza a desarrollarse lentamente pero llega un punto en el cual su desarrollo y mejora se acelera en el tiempo, adquiriendo grandes tasas de desarrollo, hasta que esta tecnología está totalmente explotada y optimizada, llegando a su agotamiento. Mientras tanto se han ido desarrollando otras alternativas que han comenzado despacio, dando peores resultados que nuestra tecnología inicial, pero que llegará un punto en el que su desarrollo acelerado haga que superen a la antigua tecnología estancada. Este esquema se puede visualizar en las “curvas S” y quizá pudiera ser aplicable en vez de a tecnologías a paradigmas políticos o sociales.

Curvas de innovaciónActualmente es probable que vivamos en un momento en el que el crecimiento o la evolución social social no sea “estacionario” sino que es probable que estemos presenciando un cambio de paradigma, un “transitorio” entre un estado  el siguiente; y los estados transitorios siempre son traumáticos y difíciles, de ahí el miedo que nos instiga a pedir seguridad.

Estas Necesidades que debemos cubrir son son básicas y, como ya opiné antes, parten de la supervivencia con dignidad y podrían estar concretadas etéreamente en cualquier constitución. Sin embargo en nuestra sociedad aparecen más necesidades, esta vez con minúscula, algunas de ellas importantes, otras vacías y adquiridas externamente. Y muchas veces nuestras exigencias simplemente parten de la voluntad de poder mantener pequeñas necesidades sin pretensiones. En ocasiones nuestras voluntad desea cosas absurdas, un mero consumo estructural; sin embargo, otras veces aquello que realmente necesitamos son pequeños placeres: compañía, calma, quietud, observar la quietud o nutrirnos viajando.

Es por todo esto que parece que grandes Necesidades se diluyen, necesidades que quizá debiesemos intentar cotidianeizar, hacer que pierdan su estatus sagrado y superior para pasar a ser meras necesidades que nos exijamos en nuestro día a día.

Una crítica “de las Necesidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>